Peligro, parque de Bomberos de Castro-Urdiales desmantelado

Leer más

De nuevo desde la Asociación de Policía Local y Bomberos informamos a la ciudadanía de Castro-Urdiales el grave riesgo que corren en este municipio inseguro por falta de medios.

Si a principios de mes 6 bomberos notificaban su intención de marchar a otra administración, ahora se añade el bloqueo en el presupuesto municipal de la partida económica para adquirir la auto-escala.

No queda ahí la situación. Este viernes y sábado el personal de guardia (ya insuficiente con tres bomberos) ha pasado a ser de dos. Pero el equipo de gobierno de Castro Verde ya nos tiene acostumbrados al “más difícil todavía!!” y, si la situación no cambia, habrá días con un solo bombero de guardia, empezando por la jornada electoral del próximo domingo 26.

El no figurar la seguridad en las prioridades del equipo de gobierno y el Alcalde, su falta de empatía e interés por buscar soluciones conjuntas a esta grave situación, que afecta a toda la ciudadanía y que, desgraciadamente, parece que solo sufren directamente los Bomberos, está llevando al deterioro y desintegración de este Servicio Público.

En febrero de éste año, un Juzgado de lo Social condenó al Ayuntamiento de Motril por poner en riesgo a sus Bomberos, al no cumplir la dotación mínima de guardia pese a los continuos requerimientos y denuncias públicas de los profesionales.

La Sentencia establece que “es responsabilidad de la administración, dotar de efectivos suficientes a la Unidad Básica de Intervención que pueda garantizar como mínimo su propia seguridad”, así como que “el número de efectivos para la intervención, atiende a un doble objetivo como es en primer lugar garantizar la integridad física de quien está prestando servicios y de igual modo, preservar la seguridad de los ciudadanos.”

“De este modo, una dotación mínima de intervención que no se cubre con los efectivos requeridos genera un déficit en cuanto a la observancia de Prevención de Riesgos Laborales al impedir que cualquier imprevisto pueda atajarse de manera solvente, incurriendo en una total falta de diligencia al potenciarse el riesgo de los bomberos en el ejercicio de su actividad.”

Por último, la sentencia deja claro al Ayuntamiento el “no poderse admitir que por motivos presupuestarios se mantenga una plantilla insuficiente que le impide cumplir con sus obligaciones laborales y sociales encomendadas y conlleve el incumplimiento fragante de las obligaciones adquiridas por la administración pública…”

La similitud con la situación en Castro-Urdiales es evidente, y desde APLB les preguntamos:

Señores gobernantes, ¿hasta cuándo seguirán jugando a la ruleta rusa con la seguridad de bomberos y ciudadanos?

Por otra parte, en la Policía Local siguen produciéndose nuevas jubilaciones ante la total pasividad del equipo de gobierno.

Comenzaron la legislatura en 2015 con una plantilla con déficit de personal y la finalizan en 2019 con 7 efectivos menos, ya jubilados, y una elevadísima media de edad que propiciará el acceso a la segunda actividad de varios Agentes.

Se acumulan ya 15 años sin la incorporación de un solo Policía, habiéndose agravado enormemente la situación en los dos últimos, a pesar de contar con unas tasas de reposición muy favorables para las Policías Locales, aprobadas por el Gobierno central.

Bomberos y Policía Local, dos colectivos municipales relacionados con la seguridad, considerados Servicios Esenciales, a los que éste Equipo de Gobierno ha hundido.

Para APLB ha quedado muy claro que la gestión de la seguridad pública no debe estar en manos de Castro Verde.

NOTA DE PRENSA, Sección Sindical Castro-Urdiales

Leer más

Desde la sección sindical de la Asociación de Policía Local y Bomberos de Castro-Urdiales queremos informar a la ciudadanía de la grave situación en la que se encuentra actualmente el Servicio Municipal de Bomberos de Castro-Urdiales.

Tras cuatro años de legislatura, éste Equipo de Gobierno ha demostrado su incapacidad, despreocupación y falta de interés para garantizar la seguridad de nuestro municipio, sus ciudadanos y, más aún si cabe, la de los bomberos.

Su falta de empatía con los profesionales, el ninguneo a sus representantes y la ausencia de soluciones efectivas a corto, medio y largo plazo, dejan como fruto un parque de emergencias sin la dotación de medios materiales que Castro-Urdiales requiere, y en pleno proceso de desmantelamiento de una plantilla que, hastiada de la situación, se incorpora a otros parques de emergencias en cuanto tieneo casión.

Próximamente, hasta seis bomberos abandonarán el parque incorporándose a otra administración, quedando nuestro servicio en situación crítica para su funcionamiento.

Cabe recordar que en una plantilla de 20 efectivos, el 50% de sus bomberos cansados y desmoralizados  por  la  falta de reconocimiento por parte de sus gobernantes, con unas condiciones de trabajo precarias y mínimas en seguridad laboral, han abandonado ya Castro-Urdiales dejando el servicio periódicamente a merced de una constante renovación de plantilla, mediante personal interino sin experiencia, afectando negativamente a la seguridad.

La llegada de la autoescala sigue sin materializarse (ni siquiera está adjudicada), contamos con equipos obsoletos de respiración del año 1996, hay falta de material para las intervenciones así como de personal, con dotaciones ridículas, en ocasiones de dos bomberos.

Resulta fácilmente entendible que acudir en esas condiciones a situaciones comoincendios, accidentes, fugas de gas, etc…, con un único compañero o incluso sólo, sin personal en la bomba del camión, sin equipo de rescate, sin equipo S.O.S., sin apoyo e incluso, en ocasiones, sin mando operativo, supone para un bombero un constante y permanente estrés.

Las decisiones adoptadas en ciertos despachos, sin seguir criterios operativos de respuesta ante emergencias, ni compatibles con la seguridad de los trabajadores y por ende de los ciudadanos, han impedido dotar al Servicio municipal de Bomberos eficiencia y eficacia de funcionalidad,

La Ley de Cantabria 1/2007, de Protección Civil señala que “La prevención y la extinción de incendios se trata de un servicio público esencial” y “ la seguridad pública, como concepto comprensivo,  incluye también la seguridad de las personas y bienes ante las múltiples situaciones de emergencia, peligro o amenaza vinculadas al quehacer diario de las complejas sociedades industriales del presente.”

En APLB nos preguntamos: ¿Esto se cumple en Castro-Urdiales? ¿Es un municipio seguro para sus ciudadanos? Nosotros lo tenemos claro: NO!!!

APLB Castro-Urdiales consigue 2 delegados.

Leer más

La Sección de Castro-Urdiales de APLB Cantabria ha conseguido en las elecciones celebradas hoy dos delegados, duplicando así el número obtenido en las anteriores elecciones celebradas hace 4 años.

APLB Castro-Urdiales ha obtenido 41 votos un 50% más que en las anteriores elecciones. De los 207 funcionarios en plantilla han votado 175, obteniendo APLB Castro-Urdiales dos delegados a sólo un delegado de UGT y CSIF, quedando por delante de CCOO que ha obtenido un delegado.

APLB Castro-Urdiales ha tenido una espectacular subida del 50% respecto a las anteriores elecciones, 14 funcionarios más nos han dado su confianza, ya que defendemos los intereses de todos los funcionarios en general y a los Policías y Bomberos en particular.

Gracias a ésta confianza depositada en nosotros continuaremos los próximos 4 años con más fuerza si cabe para conseguir recuperar los derechos perdidos.

NUEVAMENTE GRACIAS

Exigencia al Ayto. Castro-Urdiales para que cumpla la Ley de Prevención de Riesgos Laborales

La normativa vigente aplicable en la materia (Ley de Prevención de Riesgos laborales y Reglamento de los Servicios de Prevención) obliga a las empresas (en nuestro caso al Ayuntamiento) a evaluar y actuar frente a los factores de riesgos psicosociales.

Tradicionalmente se ha venido relacionando los riesgos laborales en el entorno laboral a cuestiones de seguridad, higiene, medicina… pero existen más especialidades de igual importancia en el ámbito de la prevención como son los riesgos psicosociales, de cuyos beneficios preventivos introducimos una breve mención: 

Los «riesgos psicosociales en el trabajo» se han definido por la Agencia Europea de Seguridad y Salud en el Trabajo como «aquellos aspectos del diseño, organización y dirección del trabajo y de su entorno social que pueden causar daños psíquicos, sociales o físicos en la salud de los trabajadores». Son básicamente:

  1. El estrés laboral: genera trastornos físicos de tipo cardiovascular o digestivo, daños psíquicos como los trastornos adaptativos y la depresión, y trastornos conductuales como las adicciones o toxicomanías.
  2. La violencia en el trabajo (acoso laboral o mobbing), tanto interna del centro o lugar de trabajo como la ejercida por terceros. En el Ayto. existe el protocolo de acoso laboral o mobbing“Decreto de Alcaldía 1210/2017”, que ya se ha activado en 5 ocasiones desde la su aprobación, de las cuales tres en la Policía Local.

El impacto actual de los riesgos psicosociales es una de las principales causas de enfermedades en el ámbito laboral.

Recientemente se han realizado las valoraciones en los departamentos  de Servicios Sociales, Policía Local, Obras y Servicios, y Recursos Humanos, con un porcentaje muy alto de participación del personal.

Hace ya un mes y medio (12/12/2018), en un Comité de Seguridad y Salud de carácter extraordinario, por parte de los técnicos de la empresa   SERPRESAN entre quienes se encontraba la Psicóloga, se nos trasladó una exhaustiva valoración de los resultados obtenidos.

Se han utilizado los test oficiales del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, que consta de 9 factores de medición y cuyos resultados son volcados a un programa informático que los procesa analizando diferentes variables. Son los test utilizados mayoritariamente en la actualidad y sus resultados determinan las medidas preventivas y correctoras a adoptar. Estas explicaciones se dieron para disipar las dudas que algunos responsables de departamentos mostraban sobre la fiabilidad de los resultados.

Los resultados, en rasgos generales, reflejan una elevada insatisfacción laboral en todos los departamentos, en cuestiones como la organización o la participación/supervisión.

Destacan por lo negativo de los resultados en ciertos parámetros, además de los comentados:

– El Departamento de Servicios Sociales, por su elevado factor de demanda psicológica ante la atención continuada a personas en situaciones personales muy complicadas e, incluso, de vulnerabilidad.

– La Policía Local, donde prácticamente todos los parámetros analizados arrojan resultados alarmantes. Seis de los 9 factores de medición dan como resultado “riesgo elevado y muy elevado”.

Desde SERPRESAN se informó la necesidad de abordar ciertas situaciones con medidas preventivas de carácter inmediato.

Se están enviando e-mails al personal, eludiendo la obligación del ayuntamiento de definir las medidas preventivas, aplicarlas o planificar su ejecución en los términos previstos por el Art. 16.2. LPRL y Art. 8 y 9 RSPremitiéndoles a cursos relacionados con la materia,  programados por el Gobierno de Cantabria a través del CEARC para el año 2019, cursos de formación de ámbito generaldirigidos a todo el personal de la Administración Local de Cantabria, con formación complementaria que permite su desarrollo profesional,  siendo ineficaces en su aplicación  como medidas preventivas ya que se trata de cursos de carácter voluntario y de plazas limitadas

No hay que olvidar que a cada curso acude personal de muchos ayuntamientos de Cantabria, por lo que se aceptan muy pocas solicitudes. A esto hay que añadir las habituales trabas puestas por ciertas jefaturas (no en todas se aplican los mismos criterios, como ya es conocido en la Concejalía de RR.HH.)

En APLB entendemos que, una vez más, desde la administración no se está actuando con la diligencia y celeridad que la situación exige.

Os adjuntamos escrito registrado Nº 2.534 de fecha 29-01-2019 en relación con las valoraciones de riesgos psicosociales.

APL Castro Urdiales: Comunicado prensa deficit personal en la policía local de Castro Urdiales (incluye audios radiofónicos)

Leer más

La Sección Sindical de A.P.L. (Asociación de Policía Local de Cantabria) en el Ayuntamiento de Castro Urdiales, quiere denunciar el déficit de personal en la Policía Local, que  dificulta enormemente ofrecer un servicio ágil a los ciudadanos y llevarloa cabo en las mejores condiciones para l@s Agentes.

La ausencia de nuevas incorporaciones desde 2005, hace preocupante la falta de efectivos en plantilla, situación que se ha visto agravada por el paulatino aumento de edad en el colectivo, con el consiguiente pase a la situación de segunda actividad de varios de sus miembros.

Por responsabilidad, ésta Sección Sindical no hará públicos los datos concretos de la situación en plantilla y la cobertura ofrecida en los diferentes turnos, pero hay que recordar que sus integrantes prestan servicio durante las 24 horas del día, en tres turnos de trabajo, en un municipio con una extensión de 96 Km2 y nueve pedanías, a una población estimada en unos 70.000 habitantes, que se incrementa ampliamente en periodos vacacionales.

La Jefatura de la Policía Local viene repercutiendo éste déficit de plantilla directamente sobre l@s agentes disponibles, limitando el ejercicio de sus derechos, principalmente en períodos del año en los que más necesaria es la conciliación de la vida laboral, personal y familiar.

Además, la ausencia de una regulación de las condiciones específicas de trabajo de la Policía, negociada entre la Administración y los representantes de los trabajadores, de la que sí disponen la mayoría de municipios de una entidad similar al nuestro, facilita a la Jefatura la aplicación de criterios arbitrarios en la organización de los servicios diarios, principalmente en épocas de gran afluencia de personas, como son las Navidades, Semana Santa, Semana Grande, verano, etc.

El Equipo de Gobierno es perfectamente conocedor de ésta situación, sin haber dado muestras de querer buscar alternativas que hagan compatible una adecuada prestación del servicio, con el respeto a los derechos de los miembros del colectivo.

La respuesta ha sido un Decreto de Alcaldía, aprobando el calendario laboral de la Policía Local con tres meses de retraso, por tercer año consecutivo, cuya resolución incluye aspectos que no se abordaron en la Mesa General de Negociación y que, por tanto, consideramos una imposición de la Administración y una clara muestra de falta de interés al dar la espalda a una situación que es tan real como grave.

Dichos acuerdos imponen una presencia mínima de agentes en determinados periodos, y ya fueron incumplidos unilateralmente en 2014, por la propia Jefatura a su interés. En 2015, con menos efectivos, la situación puede llegar a ser insostenible.

En Castro Urdiales, a 21 de abril de 2015.

aplb@castro-urdiales.net