Peligro, parque de Bomberos de Castro-Urdiales desmantelado

Leer más

De nuevo desde la Asociación de Policía Local y Bomberos informamos a la ciudadanía de Castro-Urdiales el grave riesgo que corren en este municipio inseguro por falta de medios.

Si a principios de mes 6 bomberos notificaban su intención de marchar a otra administración, ahora se añade el bloqueo en el presupuesto municipal de la partida económica para adquirir la auto-escala.

No queda ahí la situación. Este viernes y sábado el personal de guardia (ya insuficiente con tres bomberos) ha pasado a ser de dos. Pero el equipo de gobierno de Castro Verde ya nos tiene acostumbrados al “más difícil todavía!!” y, si la situación no cambia, habrá días con un solo bombero de guardia, empezando por la jornada electoral del próximo domingo 26.

El no figurar la seguridad en las prioridades del equipo de gobierno y el Alcalde, su falta de empatía e interés por buscar soluciones conjuntas a esta grave situación, que afecta a toda la ciudadanía y que, desgraciadamente, parece que solo sufren directamente los Bomberos, está llevando al deterioro y desintegración de este Servicio Público.

En febrero de éste año, un Juzgado de lo Social condenó al Ayuntamiento de Motril por poner en riesgo a sus Bomberos, al no cumplir la dotación mínima de guardia pese a los continuos requerimientos y denuncias públicas de los profesionales.

La Sentencia establece que “es responsabilidad de la administración, dotar de efectivos suficientes a la Unidad Básica de Intervención que pueda garantizar como mínimo su propia seguridad”, así como que “el número de efectivos para la intervención, atiende a un doble objetivo como es en primer lugar garantizar la integridad física de quien está prestando servicios y de igual modo, preservar la seguridad de los ciudadanos.”

“De este modo, una dotación mínima de intervención que no se cubre con los efectivos requeridos genera un déficit en cuanto a la observancia de Prevención de Riesgos Laborales al impedir que cualquier imprevisto pueda atajarse de manera solvente, incurriendo en una total falta de diligencia al potenciarse el riesgo de los bomberos en el ejercicio de su actividad.”

Por último, la sentencia deja claro al Ayuntamiento el “no poderse admitir que por motivos presupuestarios se mantenga una plantilla insuficiente que le impide cumplir con sus obligaciones laborales y sociales encomendadas y conlleve el incumplimiento fragante de las obligaciones adquiridas por la administración pública…”

La similitud con la situación en Castro-Urdiales es evidente, y desde APLB les preguntamos:

Señores gobernantes, ¿hasta cuándo seguirán jugando a la ruleta rusa con la seguridad de bomberos y ciudadanos?

Por otra parte, en la Policía Local siguen produciéndose nuevas jubilaciones ante la total pasividad del equipo de gobierno.

Comenzaron la legislatura en 2015 con una plantilla con déficit de personal y la finalizan en 2019 con 7 efectivos menos, ya jubilados, y una elevadísima media de edad que propiciará el acceso a la segunda actividad de varios Agentes.

Se acumulan ya 15 años sin la incorporación de un solo Policía, habiéndose agravado enormemente la situación en los dos últimos, a pesar de contar con unas tasas de reposición muy favorables para las Policías Locales, aprobadas por el Gobierno central.

Bomberos y Policía Local, dos colectivos municipales relacionados con la seguridad, considerados Servicios Esenciales, a los que éste Equipo de Gobierno ha hundido.

Para APLB ha quedado muy claro que la gestión de la seguridad pública no debe estar en manos de Castro Verde.

NOTA DE PRENSA, Sección Sindical Castro-Urdiales

Leer más

Desde la sección sindical de la Asociación de Policía Local y Bomberos de Castro-Urdiales queremos informar a la ciudadanía de la grave situación en la que se encuentra actualmente el Servicio Municipal de Bomberos de Castro-Urdiales.

Tras cuatro años de legislatura, éste Equipo de Gobierno ha demostrado su incapacidad, despreocupación y falta de interés para garantizar la seguridad de nuestro municipio, sus ciudadanos y, más aún si cabe, la de los bomberos.

Su falta de empatía con los profesionales, el ninguneo a sus representantes y la ausencia de soluciones efectivas a corto, medio y largo plazo, dejan como fruto un parque de emergencias sin la dotación de medios materiales que Castro-Urdiales requiere, y en pleno proceso de desmantelamiento de una plantilla que, hastiada de la situación, se incorpora a otros parques de emergencias en cuanto tieneo casión.

Próximamente, hasta seis bomberos abandonarán el parque incorporándose a otra administración, quedando nuestro servicio en situación crítica para su funcionamiento.

Cabe recordar que en una plantilla de 20 efectivos, el 50% de sus bomberos cansados y desmoralizados  por  la  falta de reconocimiento por parte de sus gobernantes, con unas condiciones de trabajo precarias y mínimas en seguridad laboral, han abandonado ya Castro-Urdiales dejando el servicio periódicamente a merced de una constante renovación de plantilla, mediante personal interino sin experiencia, afectando negativamente a la seguridad.

La llegada de la autoescala sigue sin materializarse (ni siquiera está adjudicada), contamos con equipos obsoletos de respiración del año 1996, hay falta de material para las intervenciones así como de personal, con dotaciones ridículas, en ocasiones de dos bomberos.

Resulta fácilmente entendible que acudir en esas condiciones a situaciones comoincendios, accidentes, fugas de gas, etc…, con un único compañero o incluso sólo, sin personal en la bomba del camión, sin equipo de rescate, sin equipo S.O.S., sin apoyo e incluso, en ocasiones, sin mando operativo, supone para un bombero un constante y permanente estrés.

Las decisiones adoptadas en ciertos despachos, sin seguir criterios operativos de respuesta ante emergencias, ni compatibles con la seguridad de los trabajadores y por ende de los ciudadanos, han impedido dotar al Servicio municipal de Bomberos eficiencia y eficacia de funcionalidad,

La Ley de Cantabria 1/2007, de Protección Civil señala que “La prevención y la extinción de incendios se trata de un servicio público esencial” y “ la seguridad pública, como concepto comprensivo,  incluye también la seguridad de las personas y bienes ante las múltiples situaciones de emergencia, peligro o amenaza vinculadas al quehacer diario de las complejas sociedades industriales del presente.”

En APLB nos preguntamos: ¿Esto se cumple en Castro-Urdiales? ¿Es un municipio seguro para sus ciudadanos? Nosotros lo tenemos claro: NO!!!

Información pública del Anteproyecto de Ley de Cantabria de los Servicios de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento de la Comunidad Autónoma de Cantabria.

Leer más

Por resolución de 21 de enero de 2019 se acuerda la realización del trámite de CONSULTA PÚBLICA con respecto a la futura redacción del anteproyecto de ley por la que se regulan los servicios de prevención y extinción de incendios y salvamento existentes en la Comunidad Autónoma de Cantabria.

Las correspondientes opiniones deberán realizarse por escrito y se dirigirán a la Dirección General de Protección Civil y Emergencias, ubicada en la calle Peña Herbosa, número 29, de Santander, pudiendo ser presentadas en su Registro General, así como en los Registros u oficinas establecidos en el artículo 16 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas.

PLAZOS

Las opiniones y sugerencias podrán realizarse durante el plazo de veinte días hábiles a contar desde la publicación de la presente resolución en el portal web del Gobierno de Cantabria.

Publicación: 12/04/2018

Fecha límite: 10/05/2018